La Cambra del Llibre y el Gremi de Floristes ha anunciado

Los sectores del libro y las flores se echaron las manos a la cabeza cuando se anunció el pasado mes de marzo que no se iba a celebrar Sant Jordi . Una decisión que era cuestión de tiempo que se tomase, pues España empezaba a vivir en primera persona las consecuencias de la pandemia de coronavirus. La duda era si se acabaría celebrando o no. Y la duda la han despejado este martes la Cambra del Llibre –que agrupa a editores, libreros, distribuidores e impresores– y el Gremi de Floristes, que han anunciado una fecha alternativa: el 23 de julio.

En su momento ya se anunció que la intención era, “celebrar, antes de las vacaciones de verano, el Día del Libro” como siempre, es decir, “con paradas y firmas de autores en la calle”, siempre que la Covid-19 lo permitiera. Ahora es ya una realidad y, si la pandemia evoluciona favorablemente, las calles catalanas podrían llenarse en pleno verano de paradas de rosas y libros.

«Conscientes de que el día 23 de julio todavía se tendrán que mantener las medidas de distancia social para proteger la salud de todos, los gremios se ponen a disposición de las administraciones públicas”

No queda claro por eso si la fiesta se celebrará como siempre o si habrán cambios sustanciales. En un comunicado conjunto, han informado que “conscientes de que el día 23 de julio todavía se tendrán que mantener las medidas de distancia social para proteger la salud de todos, los gremios se ponen a disposición de las administraciones públicas”, y esperan encontrar las fórmulas y escenarios más adecuados para celebrar la fiesta con las máximas garantías.

Pese a la nueva fecha, libreros y floristas han animado igualmente a toda la ciudadanía a celebrar Sant Jordi el 23 de abril “desde casa”. De hecho, el Gremi de Floristes de Catalunya ha puesto en marcha recientemente la campaña #rosadesantjordiacasa para que quien desee mantener la tradición a pesar del confinamiento pueda comprar y enviar a domicilio una rosa. “Más que nunca la rosa transmitirá emoción y empatía en unos momentos difíciles para todos, una conexión emocional que todos necesitamos. Este Sant Jordi estará lleno de mensajes emotivos, algunas floristerías ya los están recibiendo”, ha asegurado su presidente, Joan Guillén.

«Pese a la nueva fecha, libreros y floristas han animado igualmente a toda la ciudadanía a celebrar Sant Jordi el 23 de abril “desde casa”

Los libreros por su parte, continúan firmes con sus manifestaciones tras las palabras del conseller de Interior, Miquel Buch, que aseguró que no tenía “ningún sentido” plantear abril las librerías mientras esté vigente el confinamiento. El gremio ha respondido que “la decisión sobre el día del Libro es competencia, por ley, del sector; de ningún otro actor, ente o gobierno”.

En Italia, en cambio, la situación es bien distinta. El primer ministro, Giuseppe Conte, ha permitido la apertura de algunos negocios, como las librerías, las papelerías, las tiendas de ropa para niños y algunos servicios forestales, que se suman a los establecimientos de primera necesidad: alimentación y farmacias.

Fuente: La Vanguardia.com